Moretti llamó a hacer industria y fustigó a los «economistas del fracaso»

Fisfe celebró el Día de la Industria en Casilda en un almuerzo al que concurrieron Bonfatti y Kiciloff.
moretti-bonfatti-kiciloff

La Federación Industrial de Santa Fe (FISFE) celebró el Día de la Industria en Casilda, en el marco de un almuerzo al cual asistieron el gobernador de la Provincia de Santa Fe, Antonio Bonfatti y el ministro de Economía de la Nación, Axel Kicillof, que tuvo una concurrencia de más de 700 hombres de negocios, quienes colmaron las instalaciones de Club Atlético Unión Casildense.

Asistieron además el gobernador electo de Santa Fe, Miguel Lifschitz, el secretario nacional de la Confederación General del Trabajo (CGT), Antonio Caló, el presidente de Federación Agraria Argentina (FAA) , Omar Príncipi, y una larga lista de autoridades nacionales, provinciales y de industriales de toda la provincia.

Guillermo Moretti, presidente de la central fabril, tuvo a su cargo el mensaje de los industriales santafesinos. Lo que sigue fueron los tramos sustanciales de su discurso:

-Que la Secretaría de Energía tenga responsabilidad en la conducción de todo el tema energético en su conjunto, y que los organismos de control y regulación deben ser reformulados.

-El compromiso de aportar ideas para impulsar un proyecto de Promoción Industrial que equilibre des competitividades territoriales, mitigando asimetrías con otras jurisdicciones limítrofes.

– Respecto de los parques industriales: la necesidad de fortalecer los servicios públicos básicos para favorecer localizaciones industriales, tales como energía, servicios de conectividad, transporte público, redes de acceso, etc.

– Reclamo de medidas para sectores que están pasando por una situación compleja, como maquinaria agrícola, lácteo, biocombustibles y autopartistas, todos ellos vinculados a la exportación.

– Que se contemple el ajuste por inflación de los balances, para precisar qué es rentabilidad de las empresas y demostrar el efecto que se produce por la variación de precios.

– Un tipo de cambio adecuado, de equilibrio de corto y largo plazo, es aquel que resulta funcional al logro simultáneo de una serie de objetivos: promover el crecimiento de las actividades productivas, estimular la competitividad de las exportaciones, delinear una estructura de precios relativos favorable a la producción nacional, inducir la generación de superávits fiscales y comerciales, estimular elevados niveles de actividad para el conjunto de la economía y estimular la creación de empleo y la mejora en la distribución del ingreso.

– Es esencial que se sigan delineando y articulando políticas económico-productivas que establezcan objetivos y medios de corto y largo plazo para alcanzarlos.

– En síntesis, hacer industria y construir un proyecto industrial no es tarea que se de por generación espontánea ni por el simple transcurrir de los avances tecnológicos, ni por la sola decisión de los mercados como nos quieren hacer creer esos economistas del fracaso que lo siguen pregonando. Requiere de políticas macroeconómicas, de una política industrial coherente, de industriales que asuman el desafío y, por sobre todo, que la sociedad en su conjunto asuma este objetivo como propio.

-El agregarle valor a las cosas es lo que nos permite crecer y desarrollarnos, por eso ratificamos el compromiso militante de seguir bregando por una sociedad más justa y solidaria, con desarrollo social inclusivo ascendente.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *